Discípulos 50/50

Cuando se habla de discipulado la mente viaja rápido a una serie de lecciones que se imparten al comienzo de la vida cristiana cuyo objetivo es conducirlo a las aguas del bautismo. Después de bautizado lo olvidamos y esperamos que venga al culto fielmente por el resto de su vida.  Si lo hacen, están bien y creciendo espiritualmente; si no, están mal y aman más al mundo que a Dios. ¿Te das cuenta? ¡Le llamamos discipulado a unas cuantas lecciones!. -Claro; siempre es posible que una persona se incline hacia fuera de la voluntad de Dios y se aparte; pero el punto es: ¿Sucede porque nunca fueron realmente discipulados?

 

Al Señor Jesús le tomó tres años de su vida hacer discípulos pero su discipulado no terminó ahí con su ascensión sino que el Espíritu Santo lo continuó a partir de Pentecostés. Cuando Pedro tuvo la visión de un lienzo lleno de animales inmundos que descendía del cielo mientras una voz le decía: -Pedro; mata y come; seguía siendo discipulado.

 

DISCIPULADO ES 50 % LECCIÓN Y 50% RELACIÓN.

 

Cuando evangelices a una persona, se arrepienta de pecados y acepte al Señor como Salvador, tomará un mínimo de tres años de tu vida trabajar con él. ¿Por qué? Porque eso le tomó al Señor discipular a sus apóstoles. Además, vivieron literalmente con Él cuando menos un año y medio. ¿Cuánto tiempo te tomará a ti hacer un verdadero discípulo? La fase intensiva del discipulado tomará no menos de tres años, pero hasta dos más de refuerzo, porque ni somos perfectos como Él es; ni podrán vivir con nosotros para enseñarlos 24 horas al día como Él lo hizo. En realidad siempre te buscarán porque eres quien los condujo a la madurez en Cristo.

 

La proporción 50 LECCIÓN-50 RELACIÓN es indispensable y debe ser sostenida.

 

Hace falta contar con un material doctrinal, básico, bíblico, bien conocido para darle estructura sólida a la fe del nuevo discípulo. Después de ser bautizado debe seguir siendo adoctrinado. Nuestro curso gratuito abarca un total de treinta y cinco temas. Veintidós después de ser bautizado en la trece. Impartirlas puede tomar más de un año ya que hay ocasiones en que la lección se pondrá de lado para atender alguna necesidad personal del nuevo discípulo, dando prioridad a la relación. La lección siempre puede impartirse después. Las demandas de la relación no se pueden dejar para después, Jesús sanó primero a la suegra de Pedro en vez de ponerse a enseñar ¿Ves?
La prueba de un buen discipulado
Finalmente, la hora del examen del discipulado de Pedro llegó, pero no fue…-Pedro, ¿Sabes más que estos? ¡No! la pregunta fue: Pedro, ¿Me amas más que estos? Amor sincero del entrenado hacia el Señor quien lo salvo y hacia su maestro que lo entrenó es lo que evidencia un buen discipulado. –Si no podemos amar a nuestros hermanos que vemos (y especialmente a los que han invertido parte de su vida enseñándonos ¿cómo podremos amar al Señor a quien no hemos visto, o a los que nunca han hecho nada por nosotros?) Practica el discipulado 50-50.

 

Dios te bendiga. Pastor Verde

pastorverde@discipulados.com

Pastor Verde

4 Comentarios

  1. Avatar
    oded funes septiembre 04, 2013

    Pastor Verde gracias por esa literatura que me servirá de mucha ayuda para lograr mi objetivo que es el de evangelizar, que Dios lo bendiga y lo guarde.

    Responder
  2. Avatar
    Pedro Mendoza enero 22, 2014

    Gracias

    Responder
  3. Avatar
    ronnytand diciembre 11, 2014

    Pastor le agradecería nos haga llegar tan precioso material

    Responder
  4. Avatar
    Evellio Quezada octubre 10, 2015

    Es un material muy valioso, para utilizarlos en la iglesia en el disicipulado que tanta falta nos hace. Dios Les bendiga por tanta sabiduria y por compartir tan importante material, sin costo alguno.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Se requieren llenar los espacios marcados*