Cómo Conducir La Primera Reunión


Consejos sencillos sobre como estar preparado para el primer encuentro del discipulado. Dar este sencillo paso, pero tan importante, es un verdadero desafío a vencer. La diferencia entre obedecer al Señor y no hacer nada.

 

 

 

 

Descarga esta presentación dando clic en el enlace de abajo. Cuando estés ahí, da clic donde te muestra la imagen.

 

Para descargar Ppt Video 6

 

 

http://www.authorstream.com/Presentation/manuelverde-2305364-video/

 

 

Herramientas Para Discipular

Una Biblia con letra de buen tamaño y los temas del discipulado bien organizados en una carpeta adecuada, evitarán distracciones, a la hora de discipular, y serán un buen ejemplo que el nuevo discípulo necesita para el día en que deba hacer lo mismo con otro. Este es el tema de este vídeo N° 5.

 

 

 

 

Discipula Aunque No Sepas Mucho

La idea de que no sabemos lo suficiente de la Biblia, el temor a fallar, o a ser rechazados, nos hacen dudar, y a veces; hasta desistir de comenzar a discipular. En este vídeo veremos como diferentes tipos de personas empezaron de inmediato a hacer discípulos, cuando apenas habían tenido un encuentro personal con El Hijo de Dios.

 

No permites que estos factores te detengan. ¡Pon a funcionar el discipulado!

¡Comienza a Discipular Ya!

Ya que Mateo 28:19 es una orden tajante; nos obliga a una acción inmediata. “Ir y hacer discípulos”. Comencemos con lo que ya sabemos. Usemos lo que tenemos. En este tercer vídeo, comenzamos a discipular. ¡Adelante!

 

 

DESCARGAR-LISTA-DISCIPULOS

 

¿Por Qué Discipular?

Hablamos de discipulado porque Jesús nos mando a hacer discípulos.

 

 

Qué es discipulado y de qué consta

 

Hacer discípulos es el método primitivo de la iglesia para crecer. Hay tres factores importantísimos que tomar en cuenta cuando de discipulado se trata…

 

 

 

 

 

 

 

La Estrategia Oculta En Los Evangelios

La Estrategia Oculta

Le comparto mi experiencia al través del estudio de “La Estrategia Oculta en los Evangelios”:

En primer lugar creo que fue el Señor quien me permitió enterarme de este valioso recurso que me ha ayudado
a aclarar el enfoque y la estrategia que debo tener para realizar el ministerio.

Volver a leer los evangelios y reflexionar en cómo que Jesús formó a sus doce y buscar la manera de
aplicar dicho proceso con los miembros de la iglesia comenzando por el liderazgo, ha sido un desafío que ha
renovado el gozo y el compromiso de llevar adelante el extendimiento del Reino de Dios.

El estudiar “La Estrategia ocultta en los Evangelios” ha sido para mí un deleite y algo muy instructivo que me ha conducido
a replantear tanto el estilo de vida de un verdadero discípulo de Jesús como el plan de trabajo para la Iglesia.

En nuestra Iglesia hemos comenzado a implementar con los líderes dicha estrategia y están respondiendo con entusiasmo
y compromiso. Oramos que el Espíritu Santo haga una transformación profunda en los miembros que se han alistado
en este discipulado y pronto comencemos a ver el fruto que glorifique a Dios, discípulos que hacen discípulos.

Recomiendo ampliamente el curso a los pastores y líderes de la Iglesia que quieran realmente cumplir la Gran Comisión
al estilo de Jesús.

Extiendo una palabra de gratitud y reconocimiento al pastor Manuel Verde por compartir con el pueblo cristiano su valiosa experiencia
y discernimiento en la Biblia que le ha dado el Señor a fin de extender la Obra.

Atentamente: Rodolfo Bustos Estudillo. (pastor de la Iglesia Bautista El Renuevo, Coacalco Estado de México).

Buenas Nuevas Colombianas

 

El hermano Raul Armando Ospino Bernal de la Iglesia:  Centro Bíblico Internacional Emmanuel, En la ciudad de Santa Marta  Colombia, nos informa: que compartió con once personas  los temas del Pack 1 de manera individual y que por la gracia del Señor Una persona fue bautizada y dos de ellos se encuentran compartiendo los temas con otros nuevos.

El siguiente es un comentario literal del hermano Raúl:

 

 Gracias hermanos por su grande ayuda, estos temas han sido de muchísima utilidad para nosotros como líderes (mi esposa y yo), ya que hemos visto el respaldo de Dios a su Palabra.

El trabajo lo estamos haciendo como ustedes demandan: grupos pequeños de familias, donde hemos visto la restauración y el perdón entre ellos, y también el cambio espiritual y económico de los hogares a los cuales asistimos.

Nos preguntábamos por qué nuestros grupos eran pequeños, y nos afanábamos por eso, pero ustedes nos dieron una voz de aliento con sus palabras. Nuevamente muchísimas gracias y deseo que el Todopoderoso, “Jefe” de esta gran empresa, los recompense con un gran lugar en su reino, amen. 

Ore con nosotros que Dios siga usando a esta pareja para acrecentar su bendito Reino sobre  tierra colombiana.

Publicamos esto con el afán de animar a otros para empezar de inmediato a Hacer discípulos , contando con todo lo que necesiten de manera  gratuita.

¡Decídete ya!

Pastor Verde.

Comienza a hacer discípulos.

 

Para que inicies en el sistema de hacer discípulos, uno de los primeros aspectos a considerar es el tipo de iglesia de la que formas parte.

Puede que tu iglesia sea una que practica por sistema el discipulado; o no.

En tal caso ¡Bienaventurado eres! Muy probablemente discipulados.com sea un complemento motivacional o un proveedor de material especializado para trabajar con cierto tipo de creyente. Eso es debido a que normalmente una iglesia así, tiene sus materiales de discipulado oficiales y estarán a tu disposición en la medida que te vayas capacitando y los vayas aplicando. Considérate bienaventurado por que “el campo ya está blanco para la siega” desde hace mucho, y el grupo al que perteneces te alentará e instruirá paso a paso de lo que tienes que hacer. Pero además; como se enseña, se practica, y se conoce lo difícil que es hacer discípulos, -no toda- pero lo mejor de la membresía activa de tu iglesia -comenzando con el pastor- se esforzarán por hacer lo necesario para que tus nuevos discípulos se sientan amados, atendidos y alimentados espiritualmente cuando lleguen a la iglesia. Siendo así, hacer discípulos dependerá más de tu trabajo fiel y constante, y de tu buena comunión con Dios. Es decir: eres tú el que determinará cuanto tiempo y esfuerzo le dedicarás a tu ministerio.

En cambio, si la iglesia a la que perteneces es una iglesia donde el objetivo más alto es lograr mayor número de asistentes a  los cultos, no está mal, solo que alguien tiene que trabajar en las vidas de los individuos entre una reunión y otra. De otro modo pensarán que la vida cristiana se trata de ir a todos los cultos o de perdido el domingo; lo cual es un error fatal. ¡Eso no es la vida cristiana! Para eso se requerirán discípulos maduros que trabajen individualmente con ellos. “Que usen bien la Palabra de verdad”, para que con su ejemplo y enseñanza, los nuevos, se vayan transformando de “Gloria en gloria” hasta que lleguen a la madurez en Cristo.

En este caso, es casi seguro que requerirás materiales y asesoría para comenzar a trabajar porque tu iglesia no tiene un plan definido, y es precisamente la ayuda que te ofrecemos en discipulados.com. Tenemos todo lo que necesitarás para llevar a un incrédulo a la madurez en Cristo si le acepta como Salvador y Señor. Contarás con nuestro apoyo, oración, asesoría, y consejería ministerial de manera gratuita, para que desarrolles un ministerio de servicio precioso para el Señor.

Toma en cuenta que hacer discípulos demanda centralmente un trabajo individual y no con grupos o multitudes. Por lo tanto un tipo de iglesia cuyo ministerio esté enfocado a las multitudes, puede no ver efectivo el ministerio con personas de una en una, y por lo tanto no valorar bien tu trabajo al principio. Si perseveras buscando al Señor y siguiendo sus pisadas, más tarde tendrás un grupo de personas iguales a ti en la fe y en el modo de servir al Señor. Eso te dará fuerzas al comprobar que valió la pena el precio que pagaste al inicio. Después de todo, el mismo Señor Jesús lo hizo así. ¡ADELANTE! si estás decidido Contacto o si aun tienes preguntas ve a la sección Todo a la mano  Explícanos tu situación para ayudarte.  discipuladosa@gmail.com  o  a    discipulados@live.com.mx

Pastor Verde.

Condiciones para hacer discípulos

En el ministerio de hacer discípulos intervienen dos elementos humanos y obviamente Dios mismo.
Jesús dijo en Juan 17:6, 9 y 12…

He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. V.6
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, V.9
Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. V.12.


No hay que dar muchas vueltas para darnos cuenta que el Señor Jesús atribuye al Padre el haber contactado a algunos para hacerlos sus discípulos.

Es Dios quien nos concede el honor y privilegio de trabajar no solo “con”, pero “en” las personas que Él tiene a bien poner a nuestro cuidado y ministerio discipular. Claro; esto no implica que debo estar inmóvil esperando que alguien venga a mi casa un día rompiendo la puerta, y me suplique con ojos desorbitados que le enseñe la Palabra;  ja, ja, -probablemente nunca ocurra- sino que tengo que pedir a Dios que me conceda la oportunidad de ejercer lo que de gracia me ha dado:  –el modo de hacer discípulos- a algunas personas que Él ponga a mi alcance; en mi andar diario en su presencia. Pidiéndoselo con toda clase de ruegos. Porque Él es quien los ha ganado con su propia sangre, y suyos son.

Una vez entendido lo anterior pasamos a los dos elementos humanos que intervienen. Uno es el discípulo maestro, el otro es el nuevo discípulo, el que aprende del primero.

El Discípulo maestro

Hay un orden en el proceso de hacer discípulos y es el siguiente: El discipulado comienza con el discípulo que enseña, no con el que aprende. Es él quien tiene que asegurarse que su relación con Dios sea buena, que sus motivos para enseñar sean espirituales y que sus objetivos sean honrar a su Dios, Señor y Salvador. Si invertimos este orden y pensamos que el discipulado iniciará cuando surja alguien para ser entrenado, entraremos “fuera de tiempo”. El discípulo maestro tiene que prepararse y sostenerse en buena comunión con Dios, antes que tenga siquiera una idea de quien es el primer discípulo que Dios va a poner en su camino para entrenar. (Quien haya crecido en una iglesia de discipulados, sabe esto muy bien; pero si no; es indispensable mencionarlo)

El Nuevo Discípulo

Esta persona tiene que haber sido “movida”, “tocada” o “llamada” por Dios a su servicio. Es verdad; muchos son llamados, pero solo llegan a ser discípulos maestros o líderes de servicio quienes responden de inmediato con un sí rotundo, y sin pretextos al llamado de Dios.

Mira: para atraer gente hacia el Evangelio, normalmente las iglesias estamos dispuestas a hacer muchas cosas a veces chistosas: Nos disfrazamos de payasos, de bomberos, hacemos teatro, show de títeres y mucho más. Eso está muy bien, y pienso que todavía se puede hacer más si es necesario; siempre y cuando se haga para que los de afuera de la iglesia tengan oportunidad de escuchar el Evangelio y ofrecerles la salvación. -Personalmente, no me anima mucho hacerla de payaso para divertir y retener a los que ya están dentro de la iglesia-.

Cuando de discipular se trata es completamente diferente. No es cosa  de andar persiguiendo a alguien insistiéndole que nos de la oportunidad de enseñarle. De rogarle todo el tiempo, pasando por alto que no nos reciba, que nos deje esperando en la puerta, que no llegue a la cita, o que tratemos de engatusarle con comidas o regalitos. No, definitivamente no. Tampoco presionándole de algún modo; no, mil veces no. Cuando de hacer discípulos se trata, tiene que haber un interés genuino en la persona. Debe desear ser discipulada. Debe anhelar aprender, servir a su Señor, conocerlo más y decirles a otros su maravillosa experiencia de haber sido encontrado y salvado por Él.

En Juan capítulo 1 del verso 35 en adelante encontramos:

35 El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos.

36 Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.

37 Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.

38 Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí
(que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?

39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque
era como la hora décima.

40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían
seguido a Jesús.

41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es,
el Cristo).

42 Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado
Cefas (que quiere decir, Pedro).

Analizando lo anterior, vemos que a Juan el bautista le bastó señalarles quien era el Cordero de Dios y ellos de inmediato lo siguieron. No encontramos nunca al Señor rogándole a alguien que lo siga. Casi puedo asegurar que si quien intentamos discipular, no muestra un vivo interés en invertirse sirviendo al Señor, es mejor que el discípulo maestro  invierta su tiempo en otro aspecto del ministerio en tanto sale uno que ponga el corazón en esto.

 

Hacer discípulos es asunto serio, trascendente. No se puede realizar… 1) Si Dios no nos los concede, 2) Si nosotros no estamos preparados o 3) Si el nuevo no se interesa y compromete. ¡Comienza Ya!

 

Pastor Verde.

Últimos comentarios

nati.mariah@mailxu.com